SALUDOS DESDE ALICANTE <<< ESPAÑA >>>

SALUDOS DESDE ALICANTE  <<< ESPAÑA >>>
Tren Turístico Limón Exprés (Benidorm-Gata de Gorgos). Ferrocarril Alicante-Denia.

Archivo del blog

Seguimiento de los Artículos por E-mail

martes, 14 de diciembre de 2010

ECONOMÍA A PIE DE CALLE




     Qué complicada es la Economía. En estos tiempos de crisis, los que no conocemos esa Ciencia no entendemos nada, mira que somos catetos. Menos mal que los ciudadanos de a pie tenemos unos gobernantes y unos dirigentes empresariales que saben latín: los culpables son los mercados. Los mercados dicen, que para salir de la crisis, tenemos que trabajar más y cobrar menos, que ya está bien de tanto estado de bienestar. Además, como te lo adornan tan bien con palabras y datos técnicos, si no entiendes, es porque eres un ignorante, y punto. Para eso te lo dicen los Presidentes del Banco de España y del Banco Central Europeo, casi autoridades celestiales.

     Mientras tanto, la crisis siempre sacude a los más débiles. ¿Dónde están los dirigentes de las cajas de ahorros y bancos, esos que abrieron sucursales a diestro y siniestro en cada calle y esquina? Pues a unos, les han regalado mejores puestos de trabajo y a otros, dinero público. ¿Y las grandes empresas?, esas que ganaron dinero a espuertas y ahora invierten en el extranjero, pues acompañaron a Zapatero a la reunión del G-20 en Seúl y después se reúnen con el Presidente para diseñar las medidas que permitan salir de la crisis. Pues éstos consiguen que el Estado invierta 82.842 millones de euros en el sector industrial en el plazo de 5 años. No entendemos de Economía, pero no hay que ser muy listo para relacionar esa montaña de euros con los recortes sociales y la venta del sector público. Pero no es momento de perderse enumerando un sinfín de casos particulares que sólo puede servir para alejarnos de la causa verdadera.

     Con la llegada del euro y la dependencia de los bancos centrales del Banco Central Europeo, los Gobiernos nacionales pierden toda la discrecionalidad política, es decir, que no pueden diseñar y dirigir sus políticas jugando con la cantidad de dinero en circulación. Para que la clase política acepte esta nueva situación, se diseña una transición que consiste en “barra libre para todos”. Durante 10 años todas las Administraciones Públicas han recibido préstamos del Banco Europeo de Inversiones sin ningún control, todos nuestros “expertos” creían que el dinero caía del cielo y que duraría siempre. Ese dinero era para invertir, pero como aquí somos tan listos, pues lo hemos derrochado, lo hemos empleado para los gastos corrientes. Y ahora que los “mercados” cierran el bar, pues no tenemos ni para pagar las nóminas de los funcionarios. Y como es lógico en este dichoso país, salen los políticos oportunistas con su parida salvadora: hay que privatizar los servicios públicos y reducir el gasto social. Esa no es la solución.

     La Unión Europea está gobernada por una casta financiera que ha usurpado todas las competencias a los gobiernos nacionales. Éstos sólo están para cuadrar las cuentas de las imposiciones que vienen desde Bruselas, y es muy simple, los gastos nunca deben superar los ingresos, pero además, las inversiones públicas no deben encaminarse hacia las necesidades de la población, sino de los holdings financieros y empresariales, que para eso dirigen la Unión. ¿Y qué salida queda a esta crisis permanente?

     Ni soy adivino, ni pretendo serlo, pero no me cansaré de repetir: “La crisis económica global actual debe servirnos de escarmiento, debe enseñarnos que los lobos, disfrazados de “mercados”, nacen y viven en Bruselas, y si no participamos en la doma, nos devoran”.

FELIZ NAVIDAD
Y
PRÓSPERO AÑO 2011

PARA TODAS LAS PERSONAS DE BUENA VOLUNTAD
INDEPENDIENTEMENTE DE
SU NACIONALIDAD, RAZA, SEXO, RELIGIÓN E IDEAS POLÍTICAS

lunes, 6 de diciembre de 2010

¿POR QUÉ AGONIZA LA CONSTITUCIÓN?


La transición española, del anterior régimen al actual, fue ejemplar. No fue pura casualidad, todo quedó atado y bien atado en la Constitución española de 1978.




En el siglo XIX, en todos los países occidentales hubo revoluciones liberales que tambalearon y finalmente destruyeron el sistema estamental de privilegios del Antiguo Régimen. En España, este proceso revolucionario del siglo XIX fue incompleto. Los estamentos privilegiados (Aristocracia e Iglesia) siempre supieron hacerse con la situación, unas veces sobornando al Monarca, otras apelando al Ejército y otras negociando con los Liberales. A la inversa de lo que ocurría en EE.UU. y Europa, los liberales españoles nunca estuvieron a la altura de las circunstancias. No supieron impulsar la Revolución industrial y modernizar las instituciones del Estado. Las tres Guerras Carlistas, la dependencia española de las inversiones extranjeras y el miedo a los pronunciamientos militares fueron motivos convincentes para que los Liberales se decantasen hacia las fuerzas conservadoras.



La Revolución de 1868, llamada “la Gloriosa”, fue el último intento de acabar con el Antiguo Régimen, pero la nueva clase social, la de los negocios y las finanzas, los Liberales, tuvieron miedo de sus socios revolucionarios, los Demócratas, esos que querían el sufragio universal, esos que querían igualdad, esos que querían participar en el Gobierno. Ante el temor de que la Revolución liberal se transformara en una Revolución obrera, los Liberales y Conservadores-tradicionalistas se repartieron el pastel:


1- La Iglesia se queda con la educación, es decir, la mente del pueblo.


2- La Aristocracia con los privilegios de siempre, es decir, los negocios del Estado.


3- El Ejército con el derecho a participar en la vida política, es decir, la legitimación de los Pronunciamientos.


4- Los Liberales con la garantía del Estado para defender sus intereses, es decir, la institucionalización de la propiedad privada y de la represión.


5- La Judicatura y Clase Política, la manipulación del sistema, es decir, el Caciquismo.



Aquí terminaron las Guerras Carlistas y empieza la Restauración. Este panorama estático se prolonga hasta la Constitución de 1978, pero claro está, crea conflictos entre los que dirigen el sistema y los que quedan al margen, que son la mayoría. Al igual que no existió una clase media mayoritaria e ilustrada que impulsara el progreso, en el terreno de las ideologías predominaron los extremismos. Con suma facilidad pasamos del Estado confesional a la quema de iglesias. Este período de la Historia de España que empieza a principios del siglo XIX, el Constitucionalismo español, ha moldeado todas las capas de la sociedad española, y por supuesto, sus intereses aparecen en la Constitución de 1978. Según ésta, todos los ciudadanos, todas las ideologías y todas las organizaciones que se rijan por medios democráticos, se integran y participan en la vida pública y las instituciones del Estado, pero también perduran los vestigios del Antiguo Régimen que dominan las relaciones de poder entre las clases sociales y que se materializan con la división territorial político-administrativa autonómica.



En cualquier Estado actual del mundo occidental, el funcionamiento del sistema político es similar: el Gobierno de la Nación capta los problemas de la sociedad, crea políticas públicas para resolverlos y con la aprobación del Poder Legislativo, las lleva a cabo. Por supuesto que el resultado de esta acción depende de muchos factores, internos, externos, económicos, culturales y sociales, pero también del grado de descentralización del Estado que puede ser provincial, regional o federal. Pero todos tienen un denominador común, todos tienen un solo Poder Legislativo, aunque sea bicameral. Pues bien, España no se ajusta al modelo. El modelo español de descentralización es el Autonómico, donde cada Comunidad tiene su Gobierno y su Cámara legislativa. Ésta, legitimada por su “pueblo” legisla y aquél gobierna. Además, como la Constitución no establece límites entre las competencias del Estado y de las Autonomías, esta situación genera conflictos permanentes entre uno y otros. Y como ambos están legitimados por las urnas, no existe dependencia jerárquica alguna. Esta situación que se desprende de nuestra Constitución no es fruto de la casualidad.



En la última sesión de las Cortes franquistas, en la que éstas se autodestruyen para dejar paso al sistema democrático, el tema de discusión en los pasillos no era aprobar la disolución. Se discutía el sistema electoral y la división territorial de la futura España democrática. Los poderes tradicionales, obligados por el Fondo Monetario Internacional y por Occidente tenían que aceptar el cambio, incluyendo la legalidad de todos los partidos políticos. Por lo tanto, se discutía sobre el modelo del nuevo sistema político y su sistema electoral para seguir controlando el Estado. En un sistema electoral “mayoritario” a dos vueltas existen, casi siempre dos partidos importantes que se turnan en el poder, y un tercero que suele ser el partido “bisagra”, además los ciudadanos refrendan los pactos entre los partidos políticos en la 2ª vuelta, lo que es muy positivo para la Democracia. Pues bien, los tradicionalistas no podían tolerar ese sistema y que el tercer partido fuese el Comunista, porque la mayoría de los españoles son proletarios. Ese puesto debía ocuparlo los partidos Nacionalistas periféricos que por tradición e ideología son de Derechas. Esto se consigue fácilmente con un sistema electoral “proporcional” que da entrada a los pequeños partidos locales. Para que los Nacionalistas tengan realmente poder, y puedan contrarrestar un posible Poder central de izquierdas, tienen que ejercerlo y para ello se crea un sistema a la medida, el autonómico, con su Gobierno y su Cámara legislativa y sin dependencia jerárquica del Gobierno Central. Además los poderes tradicionales entienden de caciquismos para dirigir la periferia y manejar todos los negocios locales. Si refrescamos la memoria, recordaremos que el sistema autonómico fue impulsado desde arriba, y tampoco faltan los ejemplos prácticos de pactos post-electorales que desafían toda lógica política.



Como en este mundo nada es perfecto, aparecen los fallos. Aparecen nuevos politiquillos, los “progres”, que ven un negocio con el Nacionalismo de izquierdas (además los comunistas, acomplejados por la Dictadura Soviética, caen de lleno en la trampa y colaboran con estos movimientos para picotear parcelas de poder local). Esto es atípico, puesto que la ideología de izquierdas es universalista y el Nacionalismo es localista y tradicionalmente de derechas. Estos Nacionalistas que se dicen de izquierdas son estafadores, alimentan un mito étnico tergiversando la historia. Se apoyan en unos Fueros del pueblo que fueron arrebatados, cuando en realidad esos fueros eran los privilegios de los estamentos privilegiados. El pueblo, en el Antiguo Régimen, sólo tenía el derecho a trabajar y callar. Estos “progres” se han visto desbordados por los “cachorros” y lo que en un principio era un negocio, el de acaparar poder, se ha transformado en un peligro para la Democracia. Se ha manipulado las culturas locales para crear odio y amparándose en el sistema democrático, se exige la autodeterminación para después imponer la dictadura de la etnia. Lo que en un principio era una descentralización del Estado y su control político, se ha convertido en peticiones de independencia. El sistema autonómico se ha escapado de las manos, a unos y a otros.



Mientras que los demás países industrializados invierten en tecnología, en España estamos invirtiendo en nacionalismos. El sistema de las autonomías, además de ser antieconómico es un peligro para la convivencia y la libertad. El problema de ETA tiene solución, pero solución política. Y también no debemos de olvidar que los protagonistas de la Unión Europea son los Estados Nacionales. Los Estados federados alemanes, las regiones italianas o los departamentos franceses sólo son divisiones territoriales administrativas. Ellos lo tienen claro, y nosotros mientras tanto, seguimos con nuestra cultura extremista: Aragón manifestándose contra el robo de “su agua”, Cataluña, chantajeando a toda España, y en el País Vasco, la sociedad civil al borde de la confrontación armada. La clase gobernante, sea cual sea, debe renunciar a la ideología nacionalista como instrumento de dominación política, pero también deben renunciar las instituciones y los grupos de presión.



Sí, después de 32 años de Constitución, ésta necesita una reforma, y la necesita porque la sociedad española ha madurado. La Constitución Española de 1978 debe despojarse de los extremismos. Con la Ley electoral “mayoritaria” quedarían tres o cuatro partidos políticos con vocación y programa de gobierno para toda España y con una descentralización provincial o federal, sin Cámara Legislativa Autonómica, es decir, con Cámaras Representativas con poder reglamentario, los conflictos de competencia desaparecerían. El debate República o Monarquía es indiferente en este planteamiento. Seguramente los Nacionalistas tacharían este sistema de dictadura, y tendrían razón. Es la dictadura de la mayoría, la perfecta definición de la Democracia, el menos malo de los sistemas, porque genera igualdad para todos y periódicamente los ciudadanos deciden en las urnas.



La hipotética desaparición del Estado Español sólo deberá producirse en un proceso de integración hacia adelante, es decir con la culminación de la Unión Europea como Estado, nunca hacia atrás con la independencia de las actuales Comunidades Autónomas. La desintegración del Estado Español sólo es factible en un proceso generalizado en la Unión Europea, donde todos los Estados miembros desaparecerían como tal, dando paso a un Estado Europeo con su sistema político y su descentralización administrativa, o sea, su Constitución. La Unión Europea no se estanca con la Unión Monetaria, es un proceso abierto y dinámico, y es aquí donde debemos centrar todas las energías, cada clase social en su parcela y en la armonía del conjunto del sistema político. Claro que este trabajo tan interesante, pero en la sombra, es menos rentable a corto plazo para las Asociaciones y Partidos, y mucho menos para los Nacionalistas. La crisis económica global actual debe servirnos de escarmiento, debe enseñarnos que los lobos, disfrazados de “mercados”, nacen y viven en Bruselas, y si no participamos en la doma, nos devoran.



Del Estado Español de las Autonomías al Estado Europeo, el camino será largo, dilatado en el tiempo y lleno de obstáculos. Sólo podremos alcanzar la meta en las mismas condiciones que nuestros socios europeos, si iniciamos la marcha todos unidos dentro de un Estado Español democrático, soberano y fuerte. Sí, la Constitución Española de 1978 necesita despojarse urgentemente de las sombras del Antiguo Régimen para afrontar los retos de este inicio del Siglo XXI, que no son otros que la creación del Estado Europeo.



Fdo: Luis Perant Fernández









TREN "PORTUGUÉS" EN LA ESTACIÓN DE

MUSEROS- VALENCIA

LOS CONDUJE EN 1982-83









TREN "BELGA" EN LA

ESTACIÓN PONT DE FUSTA DE VALENCIA

LOS CONDUJE EN 1982-83










TRANVÍA "SIEMENS"

ESTUVO DE PRUEBA EN ALICANTE

TAMBIÉN LO CONDUJE.










TRANVÍA "BOMBARDIER"

NO HE LLEGADO A CONDUCIRLO


ESTOY PREJUBILADO



















































































miércoles, 24 de noviembre de 2010

¡DESPUÉS DE SEÚL Y LISBOA, QUÉ!


Para todos aquellos que han perdido su trabajo, o que han cerrado su negocio, posiblemente no les interese para nada la reunión del G-20 en Seúl, ni la cumbre de la OTAN en Lisboa. Pero nos guste o no, si queremos especular sobre nuestro futuro, tenemos que interpretar ambos acontecimientos. Sigo pensando que la crisis económica es consecuencia de la crisis de liderazgo político-militar de Occidente. Creo que esta visión sale reforzada después de Seúl y Lisboa.

Si recogemos las conclusiones oficiales del G-20 en Seúl, todo va bien, no habrá guerra de divisas, el FMI se reforma para dar más peso a los países emergentes y la reforma del sistema financiero se basará en el acuerdo de Basilea III. Además, los acuerdos alcanzados se aplicarán de manera progresiva entre 2013 y 2019 para no entorpecer la recuperación económica (¿?). Y para reforzar este optimismo, la siguiente cumbre del G-20 a celebrar en Francia será dentro de 12 meses y no de 6 como venía siendo habitual hasta ahora.

Las conclusiones de la OTAN en su reunión de Lisboa son igualmente triunfalistas. Se acuña el nuevo “concepto estratégico” de la OTAN en una asociación de la ONU, la UE y Rusia. El acuerdo más importante es el compromiso de estudiar el escudo antimisiles (¿?). La alegría ha durado escasamente una semana. En lo económico, la UE y el FMI intervienen la economía de Irlanda, en lo militar se produce el mayor incidente armado entre las dos Coreas y en lo diplomático, China y Rusia sellan en San Petersburgo acuerdos comerciales, económicos y militares, y afirman que la cooperación entre ambos contribuye a mantener el equilibrio de fuerzas en el mundo. Por mucho que especulemos sobre el futuro, la realidad supera la ficción, las dos cumbres han acentuado el declive de Occidente.

China es la gran triunfadora, su victoria no es fruto de dos cumbres sino de políticas planificadas a largo plazo. China supo abrirse a Occidente lo justo para atraer capitales y exportar sus productos, pero sin ceder su soberanía, ningún país se ha atrevido a sancionarla por no respetar los derechos humanos y la democracia. ¿Igual que Cuba, verdad? Su diplomacia ha sabido tejer una red de intereses económicos y militares afín a los suyos. Mientras la UE y el FMI rescatan la economía griega a alto precio, China compra deuda griega porque dice confiar en el peso de su marina mercante y en su situación estratégica. China también se expande en África, en el último año firmó acuerdos con 35 países. Otros países emergentes como la India, Brasil y Rusia se refugian detrás de ella en las cumbres del G-20. China ha conseguido acaparar el 30% de las reservas de divisas mundiales y, por supuesto, sabe debilitar el bloque occidental, la especulación de mercados no la contagia. Otra preocupación para Occidente es la formación de un bloque militar liderado por China. Un distanciamiento de Turquía con Israel y EE.UU es rápidamente aprovechado para un acercamiento de China. El petróleo de Irán es moneda de cambio para la cooperación y asesoramiento militar chino, Venezuela y otros países anti sistema están al acecho para formar parte del club y Corea del Norte sigue siendo su aliado natural.

En definitiva, China lidera la economía mundial, desafía las políticas del FMI, obliga a EE.UU a devaluar indirectamente el dólar y aísla la UE con sus especulaciones de mercado. Para dar credibilidad a su poder económico, su poder militar tiene que estar a la misma altura, y lo está gracias a su diplomacia milenaria. Mientras tanto, la Unión Europea cede soberanía a los “mercados” y lleva a cabo reformas laborales, cuando en realidad lo que necesita son reformas políticas para controlar la economía especulativa.

Fdo.: Luis Perant Fernández



UN JUEZ VALIDA LA INSTALACIÓN DE SILOS PARA EL ALMACENAMIENTO DE CEMENTO EN EL PUERTO DE ALICANTE





LOS VECINOS DICEN QUE SENTENCIAS COMO LA DE LOS SILOS QUITAN CREDIBILIDAD A LA JUSTICIA

martes, 5 de octubre de 2010

REFORMA... SINDICAL


El 29-S dejó patente que el movimiento sindical español está en horas bajas. La huelga general fue un fracaso, a pesar del despliegue de todos los medios disponibles de los sindicatos. Es cierto que esta huelga general fue desprestigiada en todos los medios de comunicación por las organizaciones empresariales y políticas, y que muchos trabajadores justificaban su no adhesión, alegando su derecho al trabajo y que la huelga debía haberse convocado antes del verano. Esta desconexión sindicatos-trabajadores no es fruto de la desavenencia de una huelga, sino de un proceso largo que empezó en la década de los 90. Y cuando digo reforma, no pretendo cambiar ninguna Ley, sino el funcionamiento interno de los sindicatos y el comportamiento de sus dirigentes.

Por entonces, UGT y CC.OO acaparaban la afiliación de la mayoría de los trabajadores y gozaban de gran prestigio. Pronto, las organizaciones empresariales, pero también los partidos políticos, se dieron cuenta del peligro que representaba para sus intereses esta concentración del poder sindical en manos de dos sindicatos. Y como no podían tolerarlo, porque entonces una huelga general sí paralizaba todo el país, pues se pusieron manos a la obra y empezaron a dividir. A partir de ese momento, en todas las administraciones y empresas públicas y privadas no cesaron las facilidades para potenciar los sindicatos independientes ya existentes, o la creación de nuevos. No digo que esos sindicatos fuesen controlados por la patronal, ni mucho menos, pero lo cierto es, que los disidentes sindicales y los oportunistas no desaprovecharon la ocasión de hacer carrera, crecieron como setas porque el abono era abundante y de calidad, fundaron sindicatos independientes a diestro y siniestro, y terminaron con la unidad sindical. Este proceso fue acompañado de una campaña de desprestigio de los dos sindicatos mayoritarios, se les acusó de estar bajo tutela política y posponer los intereses de los trabajadores a la directrices del partido. Claro, que había que acallar a sus dirigentes, y para ello, el dinero público llegó para que UGT y CC.OO fuesen algo más que un sindicato. Se convirtieron en centro de enseñanza, cooperativa de viviendas, agencia de ocio, defensores de minorías, propagadores nacionalistas, etc. Cayeron en la trampa de crecer sin tener fuentes de financiación al margen del poder político. Dependen de los ingresos de los cursos de formación para hacer frente a sus gastos corrientes, y el poder político es consciente de esta dependencia. La concesión de los cursos de formación por parte del gobierno de turno es proporcional a su rendimiento político, es decir, siempre está sujeta a intercambios de intereses. Y el que no quiera ver este proceso, o es ciego, o es parte interesada.

Si los sindicatos quieren volver a tener el apoyo de los trabajadores, tienen que adaptarse a las nuevas circunstancias. Las organizaciones empresariales y políticas han orquestado campañas de desprestigio sistemático de los sindicatos, han ridiculizado a sus dirigentes y desprestigiado sus fines. Los sindicatos deben despojarse de todos sus complejos, de todas las actividades accesorias que le restan energía e independencia y de todos sus dirigentes profesionales. Hoy día, la defensa de la clase trabajadora no es la revolución ni las barricadas, pero tampoco debe ser la subordinación al poder político. Los sindicatos obreros tienen que aprender de las organizaciones empresariales. Éstas defienden sus intereses siempre presionando, incluso chantajeando al poder político. Las relaciones de grupos son siempre políticas y las nuevas técnicas de los sindicatos han de ser políticas. El activo político de los sindicatos es el voto de sus afiliados, y antes de unas elecciones ha de rentabilizarse negociando contenidos de los programas electorales de los partidos. También han de ser capaces de influir en la elaboración de las Leyes antes de que se promulguen y que afecten a los trabajadores, parados y jubilados. Si algunas de éstas vienen de la Unión Europea, pues allí han de presionar los sindicatos, igual que hacen las organizaciones empresariales infectando Bruselas de oficinas para estar cerca de la toma de decisiones y poder influir. Con coraje, los dirigentes han de hacer público el apoyo del sindicato al partido que mejor defienda sus intereses en cada momento.

Esta nueva vía de acción sindical debe ser una realidad para que los sindicatos recuperen la credibilidad de la clase trabajadora. Esto sólo puede ser posible, si los afiliados se conciencian de la necesidad de un cambio radical en la estructura organizativa. Las subvenciones públicas y los liberados de trabajo sólo deben ser lo estipulado por ley, no deben ser objeto de negociación, porque la mayoría de veces son secretas y en beneficio de los dirigentes profesionales para afianzar su poder dentro de la organización. El sindicato debe huir de esos profesionales, a la hora de negociar es más positivo tener menos experiencia que estar en deuda con los interlocutores. Los cargos sindicales no deben superar los cuatro años seguidos, el sindicato no es el reposo del guerrero. Los jóvenes tienen preparación, pero les falta motivación, conciencia de clase y oportunidades.





AUTOMOTOR BILLARD
CIRCULÓ EN LA LÍNEA ALICANTE-DENIA HASTA MITAD DE LOS AÑOS 80


 LOS AUTOMOTORES MAN CIRCULARON ENTRE ALICANTE Y ALTEA HASTA EL AÑO 2000
Y DOS SIGUEN CIRCULANDO EN 2010 ENTRE ALTEA Y DENIA






LAS DOS LOCOMOTORAS
ALSTHOM
 DEL LIMÓN EXPRÉS
EN LA ESTACIÓN DE
L'OLLA D'ALTEA
AUTOMOTO MAN REFORMADO              CIRCULA ENTRE BENIDORM Y DENIA



EL TREN-TRAM FABRICADO POR VOSSLOH EN VALENCIA CIRCULA ACTUALMENTE ENTRE ALICANTE Y
BENIDORM



CONDUCIR TRENES, ENTRE ALICANTE Y DENIA DE 1983 A 2009, DA PARA MUCHOS CAMBIOS.
ENTRE 1982 Y 1983 FUI MAQUINISTA EN VALENCIA, YA COLGARÉ FOTOS DE AQUELLOS TRENES DE MADERA.

lunes, 13 de septiembre de 2010

OTRA VISIÓN DE LA CRISIS


La crisis económica es mundial y seguramente habrá procedimientos objetivos para descubrir sus patologías y sanearlas. Debemos olvidar esta opción, simplemente porque es una utopía. Toda crisis afecta de forma diferente a cada individuo, y cada uno tiene una solución, que por supuesto está relacionada con la solución a “su problema”. Esto es grave cuando las propuestas interesadas son llevadas a cabo por grupos de presión con influencia ante el poder político, porque además de no solucionar la crisis, aumenta la tensión entre las diferentes clases sociales. Aún es más grave cuando esos grupos de presión están por encima de los Estados y tienen influencia, o poder de mando, ante los organismos supranacionales que dirigen y diseñan el sistema económico mundial. En este caso son los Estados los perjudicados porque han de acatar las imposiciones del exterior. Y probablemente, todas estas situaciones diferentes se están dando en la actual crisis.
El margen de acción de los Estados es cada vez más reducido debido a las imposiciones de unas instituciones internacionales opacas (FMI, Banco Mundial, OCDE, OMC, G-20, Unión Europea, Banco Central Europeo,…) que dictan las medidas a tomar para salir de la recesión. Esta situación representa una clara transferencia de soberanía de los Estados hacia organizaciones supranacionales no elegidas democráticamente. Los responsables de estas organizaciones son los verdaderos amos del mundo, y esconden sus intereses bajo el proceso llamado de “globalización”. El ciudadano no entiende por qué ha de acatar estas imposiciones y su desencanto es inmenso cuando descubre que los programas políticos de “derecha” y de “izquierda” han llegado a confundirse en todos los países occidentales.
Hasta ahora los Estados eran los principales agentes económicos, tanto como productor como consumidor, y los holdings financieros y empresariales se situaban cerca de ellos para acaparar negocio. Pero esta situación ha cambiado. El poder de estas organizaciones es de dimensión planetaria, mientras que el poder de los Estados es limitado a la escala nacional. Los ingresos de muchas multinacionales sobrepasan el Producto Interior Bruto de Estados como Dinamarca, Noruega, Polonia, Arabia Saudita… Las multinacionales son ahora actores políticos, ya no se conforman con influir, sino que participan activamente en la toma de decisiones. El negocio está ahora en asumir el rol de Estado y proporcionar los servicios públicos. Las inversiones públicas ya no obedecerán a las necesidades reales de la población, sino a los intereses empresariales. Las multinacionales se trasladan de los Consejos de Ministros hacia los Consejos de Administración de las Instituciones Internacionales que regulan la economía, la producción, el comercio y sus paraísos fiscales. Su dimensión transnacional, más ricos que los Estados y principal fuente de financiación de partidos políticos de todas las tendencias y de la mayoría de los países, hacen que las multinacionales estén por encima de las leyes, del propio poder político y por encima de la democracia.
Durante años, las Administraciones Públicas han funcionado a base de préstamos. Préstamos deliberados que cuando han dejado de llegar, han colapsado el Estado de Bienestar. La única propuesta de estos entes, y que parece la salvación para salir de la crisis, es el recorte del gasto público, subida de impuestos y privatización de los servicios públicos. No podemos entender de otra forma el progresivo endeudamiento de los Estados y el consentimiento de los “expertos” económicos y políticos, si no es dentro de un proceso intencionado e interesado y, además, asimilado por la mayoría de los ciudadanos como beneficioso para la sociedad.
Quiero terminar este artículo con una cita de Franklin D. Roosevelt, Presidente de los EE. UU. de 1932 a 1945: “En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera.”

Fdo: Luis Perant Fernández

http://www.diarioinformacion.com/opinion/2010/09/18/vision-crisis/1045551.html
http://www.alicanteactualidad.es/op.php?co=182
http://forum.bottup.com/201006086050/Economia/otra-vision-de-la-crisis.html
http://foros.expansion.com/politica-y-economia/101639-otra-vision-de-crisis.html




REUNIÓN DEL
FONDO
MONETARIO
INTERNACIONAL
EN
  WASHINGTON



 FOTOGRAFÍA DEL TREN TURÍSTICO
LIMÓN EXPRÉS
tomada por Vicente Serrat,
factor de circulación de Altea, 
excelente ferroviario
 y mejor compañero.

jueves, 12 de agosto de 2010

FIEBRE PRIVATIZADORA


Me niego a aceptar la versión oficial de las causas que nos han llevado a esta crisis económica mundial. Me da igual que lo diga Zapatero, Rajoy o el Banco Mundial. Me niego a aceptar cuatro millones de parados para que la economía se recupere. Me niego a aceptar que los miles de millones de euros de beneficio de los Bancos sean un excelente indicador para la confianza de los mercados. Me niego a aceptar que el abismo entre ricos y pobres sea cada día mayor. Y ustedes, ¿se acuerdan de esa versión oficial? Los ciudadanos de a pie tenemos demasiados problemas cotidianos como para detenernos a analizar la situación política y, como es más cómodo, por defecto damos credibilidad a todos los expertos políticos y económicos. No se equivoquen, todos ellos son parte interesada. Los que gobiernan están atrapados en el engranaje de la globalización, la oposición emplea todos los juegos sucios para hacerse con el poder y los que nunca tendrán responsabilidades de gobierno, pues se dedican a defender las causas perdidas.


Echo en falta una oposición intelectual crítica que proponga una alternativa para un sistema económico mundial diferente. Es como si todos los economistas, licenciados, catedráticos y entendidos políticos estuviesen de acuerdo, cosa que dudo. Más bien parece, que el disidente se queda fuera, fuera de cualquier negocio o trabajo público, privado, empresarial, político o sindical. El miedo a la marginación no tiene límites, es más poderoso que la libertad de expresión. Aunque a veces actúan como mercenarios para apoyar al sistema o a su organización, criticando y desprestigiando cualquier alternativa. Yo no soy experto en economía, sin embargo quiero opinar, porque por muy mal que lo haga, jamás estaré a la altura de los sabios que, ni supieron detectar la crisis, ni tienen remedios para superarla o simplemente no se atreven a discrepar.

Hasta hace poco, los Estados tenían instrumentos económicos y políticos para dirigir la sociedad. Podían poner en práctica políticas económicas de oferta o de demanda, determinaban la cantidad de dinero en circulación, emitían deuda pública para financiar infraestructuras o inversiones y determinaban las políticas impositivas y redistributivas. Además, el empleo público también servía para paliar el desempleo en épocas de crisis. Por supuesto, estos ejemplos son muy simplificados y también tenían sus inconvenientes, sobre todo a nivel monetario e internacional. Pero con la globalización y los organismos supranacionales, los Estados han perdido toda su discrecionalidad y soberanía. Son simples administradores a las órdenes de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional. Y no es que estas instituciones sean malas per se, sino que por desgracia, estas instituciones tienen deficiencias democráticas, lo que ha permitido que los grupos de presión más poderosos tengan todo el protagonismo y ventajas. Estos grupos son los holdings financieros y las multinacionales.

Esta situación no se ha producido de un día para otro, se ha venido gestando durante tres décadas. Los Estados y sus Administraciones públicas han sido vaciados de contenido, han sido secuestrados por el sector privado, han caído en la trampa del mínimo esfuerzo y volumen. Sólo se dedican a distribuir el dinero público entre los accionistas de las empresas afines al poder político que suministran los servicios públicos. Tres ejemplos dispares para entender mejor este proceso:

1-. Al principio, el sector privado ofreció servicios a las administraciones públicas por debajo del coste, y éstas de despojaron de sus trabajadores. Acto seguido, los precios subieron, siendo una ruina para las arcas públicas y un negocio para los políticos y empresarios corruptos.

2-. El Estado desiste de emitir deuda pública y deja el negocio a los Bancos que cobran por partida doble, prestando al sector público y acaparando el ahorro privado.

3-. El sistema financiero mundial ha engatusado los Estados y sus Administraciones públicas con préstamos baratos e inagotables hasta hacerlos prisioneros de sus propias deudas para sobrevivir. Con esta crisis mundial, la financiación pública se ha cortado para todos, y ante la imposibilidad de mantener los servicios públicos, éstos se están vendiendo al sector privado a precio de saldo, que precisamente, es lo que se perseguía desde el principio.

Esta fiebre privatizadora persigue adueñarse de todas las competencias del Estado, de sus Administraciones públicas y de sus empresas porque es la culminación del negocio perfecto. El sector público es el mayor agente económico, es el que más recursos ingresa y consume. Cuando ciertos servicios públicos básicos se privaticen, nuestros Estados democráticos, de derecho y social occidentales serán irreconocibles, seguro que serán diferentes, y no precisamente por su mayor grado de estado del bienestar y de democracia. La autoridad monetaria y las políticas económicas ya han escapado de la soberanía democrática de los ciudadanos. La privatización de los ejércitos profesionales occidentales será uno de los siguientes pasos, ya se está planificando y ensayando en Afganistán. Me niego a aceptar que el negocio de la guerra rescate una vez más al sistema económico mundial.





PALMERAL DE ELCHE
PATRIMONIO DE LA
HUMANIDAD






Viernes, 20 de agosto de 2010.
PUERTO DE ALICANTE
El primer silo para cemento sigue subiendo y la descarga de clínker al aire libre continúa.
Nadie tiene agallas para parar este ataque a la salud pública, al medio ambiente y al sector turístico.

LAS TETAS DE LAS MULTINACIONALES TIENEN SUFICIENTE LECHE COMO PARA DAR DE MAMAR A TODOS LOS IMPLICADOS.

jueves, 22 de julio de 2010

CORRUPTOS Y CORRUPCIÓN



Por norma, los ciudadanos tienen un mal concepto de los políticos, sobre todo inmediatamente después de algún caso de corrupción. Y razón no les falta. Por mi parte, cuando no dispongo de suficiente información sobre un caso, pues no opino. Eso no quiere decir que calle sobre nuestro sistema político que da pie a meter la mano en las arcas públicas.

No faltan los ejemplos de personas que están en política por dinero, ni tampoco los mercenarios a sueldo de las clases adineradas, ni tampoco los líderes sociales profesionales que se venden al mejor postor. Todos ellos no son políticos, son gentuza sin escrúpulos, líderes obreros, empresariales y políticos que dominan a la perfección el arte de la retórica para confundir y lograr anteponer sus intereses. Si además dentro de su partido o asociación se fomenta la corrupción, entonces aparece ese personaje público repelente e engreído que está en posesión de la verdad. Y como está respaldado por un partido o grupo poderoso, pues pretende estar por encima de la ley, demostrando toda su arrogancia, descaro y chulería cuando habla en público, algunos con acento pijo.

Lo que entendemos por políticos, son en realidad gestores. Son personas con vocación pública e inquietudes sociales, que están en política para aportar conocimientos, experiencia, ilusión y trabajo, por supuesto, todo ello desde una óptica ideológica. Son fieles peones de las directrices de su partido y por regla general cumplen con su cometido y trabajo. Pero la figura del gestor se desvirtúa cuando, desde arriba, están obligados a actuar al límite de la ley. Unas veces, para este tipo de encomienda son necesarios gestores inteligentes, preparados y de plena confianza. En otras ocasiones, sólo se necesitan subordinados agradecidos, capaces de ejecutar las órdenes sin hacer preguntas, y si es posible, poco espabilados para no descubrir la trama.

Al igual que el enigma del huevo y la gallina, nunca sabremos si primero nació la corrupción desde la clase política o desde la empresarial. Éstos se confunden, hay empresarios que se disfrazan de políticos y políticos que se camuflan de empresarios. Lo cierto es que el sector público gestiona mucho dinero y los empresarios, como es lógico, buscan negocio allí dónde se encuentra. No es momento de culpar o disculpar a unos y a otros, y la justicia debería ser ejemplarizante con sentencias severas en todos los casos de corrupción. Pero eliminar a los corruptos no garantiza terminar con la corrupción.

Con la Constitución del 78, la Administración pública se descentraliza, se democratiza, pero sobre todo se expande y multiplica. En aras de una mayor asignación de recursos, las sociedades estatales, autonómicas y municipales escapan del Derecho administrativo, considerado poco dúctil y eficaz, por sus excesivas suspicacias y controles, y optan por el Derecho privado, mucho más ágil y operativo. Todo esto se consigue gracias a una serie de leyes promulgadas, la mayoría, en la segunda mitad de la década de los 90 y casualmente con gobierno del Partido Popular. La consecuencia primordial que se deriva de este cambio es la inaplicación de la legislación sobre contratos administrativos, en especial de los procedimientos de selección de contratistas, así como del régimen de función pública para su personal, todo lo cual ya no se controla por la jurisdicción administrativa, sino por la civil. La evasión a fórmulas organizativas que admiten la utilización del Derecho privado, va encaminada a liberarse de los rigores del control del Derecho público en materia de retribuciones funcionales, selección de contratistas, control de las intervenciones, etc.

A mi juicio, el Derecho privado no sirve para garantizar los principios de igualdad, mérito y objetividad, porque en el Derecho privado son irrelevantes. Hay que desmitificar la creencia en la mayor eficacia de la Administración cuando actúa sujeta al Derecho privado porque no está condicionada por el riesgo empresarial, es dinero de los ciudadanos y los gestores no corren el riesgo de la quiebra empresarial. Las administraciones públicas sufren dos procesos de expropiación, una por la clase política y otra por el sector privado, conjugadas ambas a través de fórmulas negociables que permiten marginar el empleo de servicios propios y de la clase funcionarial.

Esta solución ignora las raíces históricas del Derecho administrativo que se sustancian en la protección del interés público precisamente contra los administradores, que ahora son, cada vez más, miembros de la clase política y/o empresarial, o están subordinados a ellas mediante variadas fórmulas de clientelismo. Mientras tengamos leyes confusas y discrecionales, y de dudosa constitucionalidad, que regulen la Administración pública, siempre habrá corrupción.

Fdo: Luis Perant Fernández

http://www.diarioinformacion.com/opinion/2010/07/30/corruptos-corrupcion/1031110.html
http://forum.bottup.com/201007226247/Ciudadania/corruptos-y-corrupcion.html
http://foros.expansion.com/politica-y-economia/102355-corruptos-y-corrupcion.html
http://www.alicanteactualidad.es/op.php?co=234




LIMÓN EXPRÉS, TREN TURÍSTICO ENTRE BENIDORM Y GATA DE GORGOS (más de 20 años de recuerdos y anécdotas personales como maquinista)





24 de julio de 2010:
Inicio de la construcción del primer silo de almacenamiento de cemento en el Puerto de Alicante.

¡¡¡ Que alguien pare este atropello !!!
¡¡¡ Un juez anticorrupción YA !!!


LOS VECINOS QUIEREN UN ESTUDIO DE EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL INTEGRAL DE TODAS LAS ACTIVIDADES INDUSTRIALES ACTUALES Y FUTURAS EN EL PUERTO DE ALICANTE.
-----
EL AYUNTAMIENTO, EL PUERTO Y LA GENERALIDAD VALENCIANA SE NIEGAN, DICEN QUE LOS ESTUDIOS PARCIALES SON SUFICIENTES Y SUPERAN TODOS LOS CONTROLES.
-----
EN 2009, ESQUERRA REPUBLICANA DE CATALUÑA PRESENTA UNA PROPOSICIÓN NO DE LEY EN LAS CORTES GENERALES PARA OBLIGAR AL PUERTO A SUPERAR EL ESTUDIO AMBIENTAL INTEGRAL.
-----
LA PROPOSICIÓN NO PROSPERA,
EL PARTIDO POPULAR Y EL PSOE VOTAN EN CONTRA.
-----
LOS SILOS SON PROPIEDAD DE MULTINACIONALES DEL CEMENTO.
-----
¿ DON DINERO ES MÁS PODEROSO QUE LA DEMOCRACIA ?






IMAGEN VIRTUAL DE LOS FUTUROS SILOS DE ALMACENAMIENTO DE CEMENTO EN EL PUERTO DE ALICANTE

martes, 1 de junio de 2010

EXPOLIO DE LAS CAJAS

Menudo pelotazo de Rajoy, perdón pelotazo de la Derecha financiera, ni siquiera de la Derecha empresarial y mucho menos de la Derecha de clase media. Rajoy sólo es un “peón”. La actual crisis económica es mundial, sin embargo, la tasa de paro en España es el doble que la media de la Unión Europea. Por supuesto que el sistema productivo español es diferente y en parte es responsable, pero durante los años de bonanza, en España se ha generado mucho dinero. Pero ha desaparecido. Los holdings financieros y empresariales lo tienen inmóvil, secuestrado o invertido en los paraísos fiscales.

Al igual que la clase trabajadora recurre a la huelga de trabajo para defender sus intereses y en última instancia derribar gobiernos, la clase alta emplea la huelga de inversiones con la misma finalidad. Esto es lo que ha ocurrido en España, la falta de inversiones ha reducido el consumo y ha disparado el desempleo. Yo he sido el primero en equivocarme. Creía que esta huelga de inversiones era para forzar la reforma de las jubilaciones, la reforma laboral y solucionar las reivindicaciones históricas de las organizaciones empresariales. Pues nada de nada, el ataque de la Derecha es mucho más ambicioso. Mediante el acoso y el chantaje al Gobierno, Rajoy ha conseguido regalar las Cajas de Ahorro a los Bancos. A cambio las reformas antisociales se retrasan, la economía se reactiva y el Gobierno de Zapatero sigue hasta el final de la legislatura. A los más incrédulos sólo les diré que el Gobierno siempre ha querido consensuar las medidas anti crisis con la oposición, y no ha sido por talante, sino sabedor de la huelga de inversiones que pone en peligro la continuidad del Ejecutivo.

En 2004, Aznar y Rato modifican la ley de cajas, amplían las vías para captar capital con las cuotas participativas SIN derechos políticos. Esta ley no fue más ambiciosa porque sindicatos y oposición se opusieron a lo que llamaron “privatización de las Cajas”. Ahora, Zapatero y Rajoy acuerdan modificar de nuevo la ley de cajas para introducir las cuotas participativas CON derechos políticos. Sin entrar a valorar las funciones sociales de las Cajas de Ahorro, ni de su supuesto control político por los Gobiernos Autonómicos, ni de la calidad del servicio prestado a sus clientes, quiero opinar sobre este expolio de lo público en beneficio del sector privado. Un único cuotapartícipe podrá adquirir cuotas de una caja sin límite y en las Asambleas tendrán voz y voto. Estas cuotas participativas son equivalentes a acciones y los accionistas imponen el modelo de empresa. Las cajas serán bancos, perseguirán el beneficio empresarial, repartirán beneficios y perderán su finalidad social, por mucho que se empeñen en desmentirlo.

Los grandes grupos bancarios acabarán por hacerse con la mayoría de las cajas por varias razones. Tienen acceso al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en condiciones muy ventajosas y no tendrán que desembolsar un solo euro ni a las Comunidades Autónomas ni a los impositores. La Asociación Española de Banca (AEB) está camino de obtener la macrodonación del 50% del mercado financiero español a precio de saldo. Es un negocio redondo, los bancos exterminan a su competencia directa sin coste alguno y se adueñan del 100% del mercado. El Partido Popular ha conseguido desde la oposición lo que nunca hubiese podido desde el Gobierno. Seguro que esta operación tendrá un coste laboral, social, político y económico, pero como se diluye entre todos, pues se nota menos. La sociedad sigue dormida.

A partir de ahora, la confianza volverá al mercado nacional, la bolsa se animará y el PIB cambiará de tendencia negativa a positiva. España seguirá con su problema de déficit público e inmersa en la crisis económica mundial, pero para eso están las recomendaciones y las imposiciones de la U.E., del FMI y del mismísimo Obama.

Fdo: Luis Perant Fernández







NUEVA ENTRADA DEL TRENET EN ALICANTE

lunes, 3 de mayo de 2010

MÁS QUE UN NEGOCIO

  

Alrededor del Puerto de Alicante han surgido varias dicotomías que a ningún alicantino dejan indiferente: biodiésel sí o no, silos de cemento sí o no, industria sí o no.
Los que se oponen a toda actividad industrial en el Puerto no entienden que los gobernantes elegidos en Alicante y Valencia primen más los intereses empresariales que la salud de los ciudadanos.

Los que aprueban un Puerto industrial no sólo aseguran que la salud pública no peligra, sino que identifican a los detractores como simpatizantes de los partidos de la oposición y que por norma se oponen a todas las decisiones del Partido Popular.

Mucho se ha escrito a favor y en contra de unos y de otros. Por mi parte prefiero echar mano de la Historia que aunque sea reciente pera eso está, para entender ciertas decisiones políticas que desafían toda lógica racional. El Puerto sólo es un ejemplo más.

Mayo del 68 fue algo más que una revuelta estudiantil, fue una Revolución. El mundo occidental, vencedor de la Segunda Guerra Mundial, se colapsa. Su estructura política, social y económica toca techo. La hegemonía de Occidente se mantuvo porque supo transformarse para liderar las nuevas circunstancias. Sólo me centraré en la estructura económica.

El patrón oro desaparece, el valor del dinero ya no es equivalente a la reserva de oro, el dinero es fiduciario, es papel, es decir que su valor es proporcional a la confianza que inspiran las instituciones de los Estados que emiten esos billetes.

Con el patrón oro, las actividades ilícitas como tráfico de armas, drogas, prostitución no se tenían en cuenta para el cálculo del producto interior bruto. Los sectores primario (tierra) y secundario (industria) eran los motores de la economía. El sector terciario (servicios) era un residuo considerado no productivo. Pero con el dinero fiduciario se hace imprescindible calcular y controlar el papel moneda en circulación. Un exceso de dinero en manos de los consumidores provoca subida de precios, es decir inflación. Una carencia de papel provoca menos consumo, las empresas producen menos y aparece el desempleo.

Por tanto, para que la cantidad de dinero en circulación sea la correcta, todas las actividades sean lícitas o ilícitas serán tenidas en cuenta a efecto contable para dar credibilidad al sistema. Con este sistema económico, tan rentable es una actividad lícita como ilícita. Incluso se ha llegado a decir que una actividad es más rentable, cuanto más daños colaterales produce, porque a su vez genera actividades correctoras.

Con este nuevo enfoque de la economía, el sector terciario es el protagonista de la producción de riqueza. Por ejemplo, es más rentable el agua para un campo de golf que para un campo de lechugas, pero sería menos que para otros tipos de plantaciones prohibidas. En este saco entra todo lo que produzca dinero: servicios, comercio, ocio, turismo, deporte, publicidad, pero también especulación, sobornos, plusvalías, manipulación de los mercados, de los precios, de las mentes…

Para que esta influencia sea real, los holdings empresariales se colocan cerca del Poder político. En algunos casos llegan a confundirse tanto que es prácticamente imposible diferenciar los unos de los otros. Otras veces, el político de turno es tan buen actor que el saqueo de las arcas públicas es asimilado por la mayoría de los ciudadanos como beneficios para la sociedad.

El caso del Puerto no es una excepción. La ampliación del Puerto se ha llevado a cabo con dinero público pero también privado. El Puerto creó unas expectativas de negocio acorde con la necesidad de inversión. Pero era condición primordial que el Ayuntamiento estuviese de su parte para no poner trabas y asegurarse el negocio. Está claro que el Puerto lo consiguió porque de lo contrario el inversor privado no se hubiese aventurado. Hasta aquí nada sería censurable si el Ayuntamiento hubiese hecho público toda esta información desde el primer momento. Sin embargo el Puerto presentó maquetas “vendiendo” la zona como de ocio. Por su parte, el Ayuntamiento se saca de la manga “la milla de oro” y urbaniza todos los terrenos adyacentes a precios elevados. Hubo connivencia entre el Puerto y el Ayuntamiento, formaron una sociedad masónica para timar a los ciudadanos. No tuvieron en cuenta la repercusión negativa para el turismo y el comercio.

El Puerto es más que un negocio porque forma parte de la ciudad, es un barrio más. Y en ningún barrio se permiten actividades molestas para los vecinos. Y los vecinos son todos los alicantinos porque la brisa marina lleva la contaminación hasta el último rincón de Alicante. ¿Tendrá que cerrar el Puerto? Ni mucho menos. Existen soluciones para integrar el Puerto en la Ciudad, pero para ello se necesitan inversiones y motivación política, con lo cual cae el beneficio a corto plazo y deja de ser negocio para los especuladores. ¿Dónde está el PGOU que contemple, entre otras muchas cosas un Parque Logístico Portuario en un polígono industrial a las afueras de Alicante?

Muchas promesas y asignaturas pendientes tienen el Partido Popular en Alicante. Si no reacciona rápidamente, la problemática del Puerto le pasará factura en un futuro muy próximo.

Fdo: Luis Perant Fernández

http://www.alicanteactualidad.es/op.php?co=140

http://www.bottup.com/201005045908/Denuncia/la-ampliacion-del-puerto-de-alicante-no-toma-en-cuenta-a-los-vecinos-del-barrio.html

http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticiaOpinion.jsp?pRef=2313_8_721341__Opinion-negocio






IMAGEN VIRTUAL DE LOS FUTUROS SILOS DE CEMENTO EN EL PUERTO DE ALICANTE

DESCARGA DE GRANELES AL AIRE LIBRE EN EL PUERTO SIN LICENCIA DEL AYUNTAMIENTO DE ALICANTE

martes, 6 de abril de 2010

CRISIS ECONÓMICA Y CORRUPCIÓN.

Desde el principio, esta crisis económica mundial la está gestionando el G-20, que en su reunión de abril de 2009 en Londres, decidió tomar medidas coactivas contra los paraísos fiscales y modificar el secreto bancario. El G-20 pretende obligarles a canalizar toda su financiación a través del FMI y terminar con el mercado negro de capitales que pone en peligro la economía y la hegemonía de Occidente. No importa que el dinero negro proveniente de todas las actividades ilícitas y de las grandes fortunas mundiales, que están gestionadas por los paraísos fiscales, escape del fisco, siempre y cuando esté contabilizado y prestado por el FMI. También sugirió que ese nuevo volumen de capitales debía servir de fondo a los Bancos Centrales para reactivar la economía mundial. Pues esa política estaba tenido éxito. Entre final de agosto y principio de septiembre, también de 2009, el FMI inyectó 283 000 millones de dólares en los bancos centrales de todo el mundo para potenciar sus reservas de divisas y aumentar la liquidez en el sistema financiero.

Los 186 países miembros del FMI recibieron dinero según su cuota de participación en el Fondo, es decir que los países ricos se llevaron la mayor parte. No tengo datos sobre lo recibido por España. Algunos economistas han dicho ya, que esta inyección de 283 000 millones de dólares en el sistema podría generar inflación. Por su parte, el FMI señala que la economía del planeta seguirá su producción por debajo de su potencial hasta 2014, por lo que no hay peligro de que la medida tenga efectos inflacionistas.

El Partido Popular no cesa en su política populista de atribuir todos los males de la crisis a la mala gestión de Zapatero. Si la tasa de desempleo de España es la más alta de la Unión Europea, es porque nuestro modelo productivo se sustenta en los servicios y la construcción. Esto es responsabilidad de todos los gobiernos que hemos tenido desde el ingreso de España en la UE, no supieron o no pudieron negociar otro modelo. La reconversión fue más bien destrucción de los sectores tradicionales y conversión en un país de servicios. Además, mientras gobernó Aznar y se enriquecieron las constructoras y los bancos, el PP no buscó ningún recambio al modelo productivo, aún sabiendo que tenía caducidad. El gobierno español, al igual que él de los demás países, e independientemente de su color político, está llevando a cabo las medidas que imponen la UE y el G-20 para superar la recesión mundial. Llevar a cabo otras acciones por cuenta propia sería un suicidio, además de la exclusión de los foros internacionales. La crisis económica terminará cuando el mercado negro de capitales creado por los paraísos fiscales desaparezca y toda la financiación mundial se canalice a través del FMI. Esto se estaba consiguiendo pero ha surgido otro problema que el G-20 tendrá que resolver.

Están surgiendo nuevos paraísos fiscales en África (Ghana, Islas Comoras…) y en algunas antiguas repúblicas soviéticas de Asia como Kazajistán. Pero no seamos ingenuos, los gobiernos de estos países no tienen credibilidad en los centros financieros mundiales, este nuevo expolio de capitales está promovido por los de siempre, por los holdings financieros mundiales, es decir por los grandes bancos privados mundiales. El capital no se resigna a perder los privilegios que representan los paraísos fiscales. No es consciente de la situación precaria que se encuentra Occidente a nivel económico, político, social y militar. Para rentabilizar sus depósitos, los paraísos fiscales han creado un mercado negro de capitales dónde se financian grupos terroristas y programas nucleares de países antisistema occidental. Claro que los banqueros siempre serán los banqueros de los vencedores y no faltan los ejemplos históricos. En las cumbres del G-20 y de la ONU, seguro que estos holdings están bien representados, y además por más de una delegación, claro que no oficialmente. Los holdings y los países emergentes coinciden en muchos intereses, India y Brasil acaparan capitales y China lidera el secreto bancario de los paraísos fiscales. En España presumimos de tener bancos bien situados en el ranking mundial. Nuestros fiscales y jueces tienen trabajo, por mucho que les pese a algunos dirigentes políticos, que por casualidad son del Partido Popular. El que haya políticos corruptos es grave en un estado de derecho. Aun sería más grave que hubiese políticos a sueldo de los holdings empresariales, económicos y financieros mundiales. La trama Gürtel y el “Affaire Matas” sólo son dos granos de arena en el desierto.

Fdo: Luis Perant Fernández






PLAYA DEL POSTIGUET
ALICANTE