SALUDOS DESDE ALICANTE <<< ESPAÑA >>>

SALUDOS DESDE ALICANTE  <<< ESPAÑA >>>
Tren Turístico Limón Exprés (Benidorm-Gata de Gorgos). Ferrocarril Alicante-Denia.

Seguimiento de los Artículos por E-mail

lunes, 12 de octubre de 2009

CRISIS Y CUMBRE G-20

Hace un año que la economía mundial está en crisis. Mucho se ha escrito para intentar dar una explicación razonada a este proceso. Desde el principio, nunca creí en la historia rocambolesca de las hipotecas "basura". Yo también he publicado algunos artículos y he llegado a la conclusión de que la crisis económica es provocada por Occidente para construir, desde las cenizas, un nuevo sistema que garantice su supremacía mundial. Las nuevas potencias nucleares y los países emergentes están poniendo en peligro el actual estatus mundial. No temo en reafirmar lo que he escrito en varios artículos: "la salida de la crisis llegará cuando toda la financiación mundial se canalice a través del FMI y su duración dependerá del éxito de Occidente en aplicar las medidas de coacción hacia los paraísos fiscales."
Este artículo fue mi primero sobre la crisis y refleja mi asombro e indignación. Creo que sigue siendo válido para encontrar una explicación inicial a la crisis. En todos mis artículos posteriores siempre añado la parte de política internacional, imprescindible para vaticinar la salida de esta crisis.
Lo escribí con el título de "Crisis y cumbre G-20". El Diario Información lo publicó el 7 de noviembre de 2008 y lo llamó "Dónde está el dinero", y el foro del diario económico Expansión lo publicó con el título "El PERFECTO análisis de la actual situación"

CRISIS Y CUMBRE G-20 .
DÓNDE ESTÁ EL DINERO.
EL PERFECTO ANÁLISIS DE LA ACTUAL SITUACIÓN.

Resulta que de golpe y porrazo, el dinero se lo ha tragado la tierra. Un buen día nos despiertan con el cuento de que el sistema financiero internacional no tiene liquidez. La única salida a este desastre, que nadie sabe cómo ha llegado, es inyectar dinero público, pero además en cantidades astronómicas. Hace algún tiempo, nunca me hubiese atrevido a escribir sobre un tema de economía y relaciones internacionales, pero visto en el agujero negro que nos han metido los “expertos”, yo, igual que Garzón, me declaro competente, aunque sea para opinar.
Para que el sistema económico actual funcione, es importante controlar la cantidad de dinero en circulación. Un exceso de papel moneda aumenta el consumo, sube los precios, y finalmente produce inflación. Por el contrario, si falta liquidez, baja el consumo, decae la producción y aparece el desempleo. La cantidad de dinero exacta que debe circular la decide el Gobierno según sus previsiones futuras de tasa de crecimiento, de producción, consumo, ahorro, paro, inflación, política tributaria, redistribución, velocidad de circulación del dinero, etc.… Esta política monetaria la lleva a cabo el Gobierno vendiendo dinero a los bancos y cajas a través de su Banco Central. Éstos, a su vez, lo prestan a sus clientes para satisfacer sus necesidades de inversión y consumo. En condiciones “normales” el dinero siempre vuelve al banco o caja en forma de capital + intereses, y al Banco Central en forma de Fondo de Garantía. A su vez, el dinero devuelto sirve para conceder un nuevo préstamo + el fondo de garantía correspondiente. Se dice que el sistema bancario es multiplicador de dinero. Una unidad monetaria que sale del Banco Central se multiplica por cinco en los pasivos bancarios y por uno en el fondo de garantía del Banco Central. Parece ser que el sistema bancario, multiplicador de dinero, sí ha funcionado. Y ha funcionado porque los bancos son agentes importantísimos en la política monetaria de los Estados y están controlados de cerca. Es por ello que los bancos siguen repartiendo beneficios.
Lo que ha fallado es el sistema financiero, que no es multiplicador de dinero, y por lo tanto está menos controlado. Los grandes bancos internacionales controlan este negocio a través de sus holdings financieros. Crean productos financieros alegando disipar los riesgos, pero en realidad acaparan fondos monetarios mundiales y los sustraen de la masa monetaria en circulación. Con la globalización, este negocio condiciona los flujos monetarios y de capitales. Pero lo más grave es que desequilibra las políticas monetarias de los Estados. Los neoliberales dirán que el mercado es sabio y que ese dinero se reinvertirá allí donde sea más rentable en este sistema mundial. Hay sospechas de que esos capitales se inmovilizan en los bolsillos de los especuladores globalizados. La Cumbre “constituyente” del nuevo modelo financiero internacional que próximamente va a congregar al G-20 o G-21, ampliará la lista negra de los paraísos fiscales. También se ha encargado a la OCDE la elaboración de una “nueva lista negra” de los depredadores fiscales.
Podría terminar aquí culpando de todos los males a los intermediarios financieros, pero no lo haré porque pienso que ellos sólo son otro instrumento del sistema global. La cumbre mundial que revisará el sistema financiero internacional no se reune ahora porque el actual sistema ha tocado fondo. Se reune porque ahora toca un nuevo orden mundial, igual que ocurrió al término de la Segunda Guerra Mundial y donde los vencedores se repartieron el Mundo y sus materias primas. Para que la intervención de los Estados en la configuración del nuevo orden mundial tenga el visto bueno de la población, se fuerza el enfriamiento de la economía con las técnicas adecuadas, aún a costa de incrementar el desempleo, para que esa aportación pública aparezca como la salvación. Nadie sabe si los billetes saldrán de la imprenta o de las reservas de los Estados. Dilema primordial que nadie sabe responder. Claro que muchos Estados no son conscientes de los acontecimientos: unos pocos dirigen y los demás siguen. Me viene a la memoria la crisis económica de principios de la década de los años 70. Se dijo que se debió a un aumento del precio del petróleo porque se estaban agotando las reservas de crudo. Con el paso del tiempo, somos más los que pensamos que tal subida, y la consiguiente inflación mundial, fueron provocadas y controladas para financiar la guerra de Vietnam. La inflación siempre beneficia a los deudores.
En todos los países, la sociedad se divide en clases sociales según sus niveles de ingresos. La pertenencia a una clase condiciona la vida de la persona, pero también las relaciones con los integrantes de las otras clases. Estas relaciones jerarquizadas y subordinadas dentro de un país son extrapolables a las relaciones internacionales entre países. Estos se dividen en países desarrollados, países en vía de desarrollo y países pobres. Los países ricos siempre salen beneficiados de esta relación, aunque se la disfrace de cooperación. Pues bien, esta ventaja está en peligro. Los países pobres tienen cada vez más control y beneficio en la agricultura intensiva y la pesca que alimentan Occidente, y que hasta ahora estaban en manos de las multinacionales. Los países productores de energías fósiles imponen su producción y sus precios. Mientras que el PIB del primer mundo de basa en el sector terciario, el PIB de los países emergentes se concentra en la producción industrial y su absorción de capitales. La explosión demográfica en esos países es tal, que Occidente no puede seguir imponiendo sus normas por la fuerza, ni tampoco manteniendo gobiernos afines, simplemente porque es una ruina económica. Irak y Afganistán son los ejemplos más significativos pero la lista de las intervenciones es larga. La dominación ha de ser económica.
En la cumbre, los países ricos aumentarán su masa monetaria hasta el nivel que les devuelva la supremacía sobre los demás. El valor de esa masa tendrá como referencia la plusvalía del suelo y de las edificaciones que artificialmente se ha inflado durante una década en el primer mundo. La falta de liquidez se debe también a un exceso de oferta. Ahora sólo falta sacar al mercado esa riqueza artificial disfrazándola de “fondos de reserva”, y que la nueva masa monetaria no produzca inflación. De momento, y antes de la cumbre, ya se han puesto en marcha las técnicas para bajar el consumo: los Bancos Centrales no abastecen de liquidez a los bancos y cajas, se ha iniciado una campaña mundial sobre la recesión de las economías para crear incertidumbre y se baja el tipo de interés. En época de bonanza económica, la bajada de tipo acelera el consumo, pero en momentos de recesión, los ahorradores prefieren inmovilizar su dinero, y si es posible debajo del ladrillo. Los bancos y cajas dispondrán aún de menos liquidez. Las resoluciones claves de la cumbre se difuminarán en artículos cargados de buenas intenciones y en fórmulas matemáticas para “expertos”. El valor del papel moneda lo da la confianza que inspiran las instituciones de los Estados emisores, que es lo mismo que decir, que son los países que dictan las reglas de juego del sistema financiero internacional. Occidente seguirá siendo el primer mundo para seguridad y bienestar de todos nosotros.
Ahora sólo falta adivinar la duración de este ciclo económico recesivo. Si quieren acertar, no se fíen de los analistas y expertos económicos. La solución será política. De momento, la diplomacia francesa trabaja sin tregua para retener la presidencia de la Unión Europea y formar un bloque fuerte con Alemania y España. Enfrente están con una visión del mundo e intereses diferentes los Estados Unidos y el Reino Unido.

Fdo: Luis Perant Fernández
http://foros.expansion.com/politica-y-economia/88435-perfecto-analisis-de-actual-situacion.html




"EL CAMPO" FAMILIAR: HUMILDE PERO DE MUCHO VALOR SENTIMENTAL

lunes, 21 de septiembre de 2009

JUBILACIÓN

El 31 de agosto fue mi último día de trabajo. Me he acogido a la jubilación parcial. Tengo 57 años. He podido prejubilarme porque la reforma de la Seguridad Social de 2007 no me ha afectado. Dicha Ley contemplaba una prórroga de las anteriores condiciones hasta el 31 de diciembre de 2009. Tengo varios compañeros que no han tenido tanta suerte y por muy poco tiempo han perdido 4 años. No voy a valorar las modificaciones de la Ley pero sí la forma en la que se llevó a cabo. Esta reforma se hace para garantizar el futuro de las pensiones, y como digo no valoro porque reconozco que las condiciones de seguridad y salud laboral han mejorado, y por tanto los trabajos catalogados como "penosos" han variado. Ahora bien, las negociaciones que los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO han mantenido con el Gobierno, se han realizado a espalda de los trabajadores y afiliados. Los sindicatos no han sabido defender los intereses legítimos de sus afiliados, y que eran muy simples: acceder a negociar una revisión a la baja por los cambios en el modelo de producción y en la sociedad, pero garantizando el tiempo acumulado hasta la fecha. A ver si me explico mejor. Hay trabajadores que llevan más de 20 años cotizando a la Seguridad Social en categorías penosas. Éstos se han creado, como es normal, expectativas de una jubilación anticipada. Muchos han renunciado a cambiar de trabajo, aún mejorando las condiciones laborales, precisamente por esas expectativas. Y ahora pierden todo lo acumulado, se sienten estafados, es como si a cada uno de ellos les hubiesen puesto un impuesto de 120 000 euros, además de quitarles cuatro años de vida. Las deducciones acumuladas hasta el 31 de diciembre de 2009 se tenían que haber respetado. Ahora tendrán que esperar a los 61 años para jubilarse, que es la edad recogida en el Convenio Colectivo, si es que otra Ley no vuelve a modificar estas condiciones a la baja.
Con este comentario, no quiero apoyar a los sindicatos independientes, creo que éstos fueron potenciados desde las organizaciones empresariales para debilitar a UGT y CC.OO. Sí que estoy en contra de los sindicalistas que se creen políticos profesionales y que por "el bien del sindicato" negocian hasta con el diablo para conseguir financiación. Bien es sabido que el que paga, manda.
Aquí cuelgo un video que me hizo mi hijo Juan la última semana de trabajo. Por cierto, no he dicho que he sido maquinista desde 1982, primero en Valencia con Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE), y después en Alicante con FEVE, y con las transferencias a las autonomías, con Ferrocarriles de la Generalidad Valenciana (FGV).
Esto es un paréntesis, el blog sigue con lo suyo que es la POLÍTICA.

Fdo: Luis Perant Fernández
                                                                    FERROCARRILES DE LA GENERALIDAD VALENCIANA

LÍNEA ALICANTE- DENIA 
video      

miércoles, 19 de agosto de 2009

la cospe, el pepe y ésa, la de la vega.



Imaginemos un sistema político-económico llamado Occidente, un país España, un partido el pepe, una señora la cospe y otra, la de la vega. La cospe denuncia que cargos del pepe tienen pinchados sus teléfonos y que éstas son prácticas de gobiernos no democráticos. La de la vega pide respeto para policías, jueces y fiscales, y que los dejen trabajar. Pongamos la imaginación a trabajar. Sigamos con esta película surrealista.
Los paraísos fiscales se han transformado, ya no son una caja fuerte donde esconder los dólares convertibles en oro. Con la globalización, las empresas transnacionales recurren a los paraísos para hacer negocio con empresas ficticias y evadir impuestos. Pero hay más, las actividades ilícitas se han expandido, y el dinero que mueve el tráfico de drogas, de armas y blanqueo de dinero, también se canaliza a través de los paraísos fiscales. Se calcula que el 25% de la financiación mundial está en sus manos, y por supuesto para rentabilizar su capital han creado su mercado negro. A este mercado acuden los grupos extremistas y terroristas para financiarse. Pero últimamente se ha dado un paso aún más peligroso, la amenaza nuclear es una realidad. La tecnología atómica de Irán y Corea del Norte se ha pagado con dólares y euros, y los paraísos fiscales han canalizado ese dinero negro y su financiación. Sólo esta situación límite justifica la reacción drástica de Occidente de cortar la financiación a escala mundial. Hay que enfriar la economía mundial para poder controlarla. En las reuniones del G8, G20 y de la ONU se están coordinando las medidas que permitan a Occidente volver a dominar la economía y terminar con el mercado negro financiero. Para ello hay que canalizar los recursos de los paraísos fiscales a través del FMI. La salida de la crisis llegará cuando toda la financiación mundial se canalice a través del FMI y su duración dependerá del éxito de Occidente en aplicar las medidas de coacción hacia los paraísos fiscales. Además, una vez sometidos los paraísos, la recuperación no será inmediata puesto que el relanzamiento de la economía tendrá que ser lento. Con la cantidad de dinero que se ha inyectado al mercado, se corre el peligro de una hiperinflación si se acelerar en exceso el calentamiento de la economía. Claro está, que si la recuperación es demasiado lenta podría producirse disturbios sociales. En saber imprimir la velocidad adecuada estará también la clave del éxito. La crisis económica es el primer paso de la guerra de supervivencia de Occidente. Las dos Guerras Mundiales del S.XX tuvieron lugar para establecer la supremacía de un sistema político-económico sobre otro. En este momento, Occidente está dispuesto a emplear todos sus recursos económicos y militares para mantener su modelo mundial y su hegemonía.
Sigamos con la imaginación. Los trabajadores no entienden de paraísos fiscales, ni los autónomos, ni los pequeños y medianos empresarios. Nosotros no evadimos capitales, nosotros no burlamos la Hacienda Pública, nosotros no ponemos en peligro el sistema de la Seguridad Social, ni el estado de bienestar, ni la paz mundial. ¿Quiénes son entonces los “ahorradores” de los paraísos fiscales? Pues son los delincuentes de guante blanco, unos personajes acostumbrados a burlar la ley para satisfacer sus propios intereses. Son lobos que se disfrazan de corderitos y expertos en artes de manipulación social, política y económica. El G20 ha dado la consigna de vigilarlos de cerca. La imaginación no tiene límite. Toda coincidencia con la realidad, es pura casualidad.

Fdo.: Luis Perant Fernández
http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticiaOpinion.jsp?pRef=2009081700_8_921246__Opinion-cospe-pepe-vega
http://foros.expansion.com/politica-y-economia/92682-cospe-pepe-y-esa-de-vega.html






DISCÓBOLO DE MIRÓN DEL MUSEO BRITÁNICO, EN EL MUSEO MARQ DE ALICANTE (2009)

jueves, 23 de julio de 2009

GIBRALTAR, LA DOBLE MORAL DEL PP.


El PP está indignado por la visita de Moratinos al Peñón. Alude motivos históricos de soberanía y también dice defender a los trabajadores españoles que cruzan la verja cada día para ir a trabajar. Hipocresía por parte del PP. El Gobierno tampoco dice toda la verdad, seguramente ninguno puede hacer público los verdaderos motivos. Una cosa podemos tener clara, si los dos partidos mayoritarios difieren sobre la visita, es que en este tema los intereses de ambos son distintos.
No podemos olvidar el momento histórico y crítico que está viviendo Occidente con la crisis económica. Un nuevo modelo económico mundial se está gestando y los paraísos fiscales, entre ellos Gibraltar, juegan el papel central para la recuperación. En las reuniones del G20 se están diseñando las directrices del nuevo orden económico mundial y también las coacciones para someter los paraísos fiscales a los dictados del Fondo Monetario Mundial. Se calcula que el 25% de la financiación mundial está en manos de los paraísos, a ellos acuden particulares adinerados y empresas ficticias para escapar del fisco de sus respectivos países. La recuperación de la economía mundial pasa por el control de ese negocio para abastecer de fondos al FMI y también para combatir la fuga de capitales de los Estados. La reunión en Gibraltar de los ministros de exteriores del Reino Unido y España con las autoridades locales obedece a la encomienda del G20 para controlar dicho negocio. El secreto bancario deberá obedecer a criterios distintos, las empresas ficticias tendrán otra regulación y todo el capital estará canalizado a través del FMI, es decir que el mercado negro de capitales desaparecerá. En otros lugares del mundo, otros países estarán manteniendo reuniones parecidas con otros paraísos fiscales para perseguir la misma finalidad. Aquéllos que no acaten las nuevas reglas de juego figurarán en la lista negra de la OCDE y se expondrán a bloqueos comerciales.
Cuando el PP critica la visita de Moratinos, ¿a quién estará defendiendo, al honor y patriotismo nacional, a los trabajadores del Campo de Gibraltar o a los ahorradores e inversores españoles que se burlan de la Agencia Tributaria de España? Podría ser que dentro del Partido Popular, el poder económico tuviese demasiado poder político.

Fdo: Luis Perant Fernández

http://foros.expansion.com/showthread.php?p=740383#post740383
http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticiaOpinion.jsp?pRef=2009072700_8_914327__Opinion-Gibraltar-doble-moral
http://www.elpais.com/articulo/espana/Gibraltar/renuncia/paraiso/fiscal/elpepiesp/20100503elpepinac_10/Tes





LA PAELLA FAMILIAR DEL DOMINGO EN EL CAMPO DE ELCHE

martes, 30 de junio de 2009

LA CRISIS ECONÓMICA BAJO SOSPECHA

Los mismos expertos que no supieron detectar la crisis, ahora tienen remedios para terminar con ella. Incluso hay oportunistas que sacan del cajón viejas reivindicaciones que nada tienen que ver con las causas de la crisis económica. Se pueden guardar todas sus recetas, técnicas y discursos económicos porque la causa de la crisis es política, y por tanto las soluciones también serán políticas. Inevitablemente debemos recurrir a la Historia si queremos entender el presente.
Al término de la Segunda Guerra Mundial, los vencedores diseñan un modelo económico mundial a su medida. EE.UU. es el gran beneficiario, el dólar es la moneda mundial, tiene paridad fija con el oro y todas las demás fluctúan con la balanza de pagos. Su industria intacta y fortalecida por la guerra abastece los mercados mundiales, además consigue iniciar la descolonización de los antiguos imperios para controlar todos los mercados de materias primas. El Reino Unido, por mucho que intenta defender sus intereses, sólo consigue legitimar los paraísos fiscales. Con la descomposición de su Imperio y la política de nacionalizaciones de posguerra, las grandes fortunas británicas necesitan refugiarse de la Hacienda Pública. Para armonizar, gestionar y controlar, se crea el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo dependiente de las Naciones Unidas. Cualquier país que necesite financiación deberá recurrir al FMI. Para concederla, éste impondrá condiciones económicas muy estrictas que equivale a tutelar su economía.
Este modelo funciona hasta principio de los años 70. Las nuevas generaciones se rebelan contra la clase política envejecida que gobernaba Occidente desde el fin de la guerra. Exigen participación política, pero también mayor consumo y estado de bienestar. A estas peticiones sociales se unen los gastos militares de EE.UU. en Vietnam. Esta falta de recursos colapsa el modelo económico. El patrón oro da paso al dinero fiduciario. La economía deja de estar limitada por la cantidad de oro de la Reserva Federal de EE.UU. Se descubre una nueva mina de oro, pero mucho más rentable porque es virtual. El modelo productivo ya no se basa en los sectores primarios y secundarios. El nuevo protagonista es el sector terciario o servicios que hasta ese momento era considerado no productivo. La nueva riqueza se basa en la actividad económica. No importa que sea lícita o ilícita, ecológica o contaminante, moralmente aceptada o rechazada, productiva o especulativa, puesto que lo nocivo engendra a su vez actividades correctoras. Los Bancos Centrales sólo deben controlar la cantidad de dinero en circulación para que la producción de bienes y servicios se ajuste al consumo. Los desajustes supondrían inflación en un extremo, o exceso de stock y desempleo en el otro. Esto se consigue a través de los bancos y cajas con una política crediticia ajustada a cada momento. Los Estados sólo tienen que recoger su beneficio en forma de impuestos de todas las actividades. Este modelo favorece la especialización, la descentralización, la globalización y, por supuesto, la especulación. No es perfecto, pero es evidente que ha cumplido su misión de elevar el nivel de consumo y bienestar a escala mundial.
Es aquí donde empiezan los problemas actuales. Los países especializados en la producción manufacturera, los países emergentes, necesitan cada vez más financiación. Para eludir los requisitos rígidos del FMI, éstos buscan en el “mercado negro de capitales”. A su vez, los paraísos fiscales se han transformado, ya no son una caja fuerte donde esconder los dólares convertibles en oro, el dinero fiduciario necesita circular para no devaluarse .También con la globalización, las empresas transnacionales recurren a los paraísos para hacer negocio con empresas ficticias y evadir impuestos. Pero hay más, las actividades ilícitas al ser productivas, se han expandido, y el dinero que mueve el tráfico de drogas, de armas y blanqueo de dinero, también se canaliza a través de los paraísos fiscales. Se calcula que el 25% de la financiación mundial está en sus manos, y por supuesto para rentabilizar su capital han creado su mercado negro. Esta situación por si sola es peligrosa porque pone en peligro la autoridad de las instituciones mundiales, y también porque los Estados tienen menos ingresos y no pueden mantener el nivel de bienestar alcanzado hasta ahora. Aún siendo una situación ineficiente, el poder económico tiene tanto poder político que esta situación se ha mantenido hasta que el actual equilibrio mundial se ha visto amenazado.
A ese mercado negro acuden en busca de financiación todo tipo de agentes, tantos los lícitos como los ilícitos, unos sólo para eludir al FMI y otros para poner en peligro el sistema occidental. Los grupos armados, desde los piratas somalíes hasta los talibanes, pasando por Al-Qaeda, Hamás y otros, necesitan financiación para armarse y mantener su estructura. Pero últimamente se ha dado un paso aún más peligroso, la amenaza nuclear es una realidad. La tecnología atómica de Irán y Corea del Norte se ha pagado con dólares y euros, y los paraísos fiscales han canalizado ese dinero negro y su financiación. Esta situación es insostenible porque Occidente está en peligro y no dispone de recursos militares para controlar tantas regiones hostiles. Además, otros países están a la espera de seguir el ejemplo y rebelarse contra la autoridad occidental.
Sólo esta situación límite justifica la reacción drástica de Occidente de cortar la financiación a escala mundial. Hay que enfriar la economía mundial para poder controlarla. En las reuniones del G8, G20 y de la ONU se están coordinando las medidas que permitan a Occidente volver a dominar la economía y terminar con el mercado negro financiero. Para ello hay que canalizar los recursos de los paraísos fiscales a través del FMI. Por otra parte, el FMI cambia su política y concede líneas de crédito flexibles a los países demandantes de financiación que nada tienen que ver con los anteriores préstamos rígidos. México ya se ha beneficiado de la nueva modalidad y otros países están en trámite de conseguirlo, entre ellos, algunos europeos. El G20 enfría la economía anulando la financiación local pero también reduciendo la velocidad de circulación del dinero mediante una campaña mundial de desconfianza, lo que produce una caída brutal del consumo. Esto obliga a los países ricos a sacar al mercado grandes cantidades de dinero, en forma de gasto público y financiación blanda al sector privado para paliar los desajustes estructurales y sociales, pero también para abastecer de fondos al FMI y hacer frente a los paraísos fiscales contrarios a las nuevas normas. Paralelo a las acciones económicas, el frente militar también es activo, Obama no cesa de pedir más recursos a Europa para controlar Afganistán e Irak, y Pakistán está en estado de guerra aunque no haya cámaras de televisión en esta ocasión. El frente diplomático tampoco descansa, el peligro nuclear hay que combatirlo de momento buscando aliados, y en ello está Obama con sus continuos viajes.
Por supuesto que en el bloque occidental hay discrepancia en cuanto a las medidas a tomar. Alemania y Francia desearían reducir o terminar con el negocio de los paraísos fiscales porque, por tradición, sus sociedades son revolucionarias y necesitan más ingresos para mantener el estado de bienestar. Por el contrario, EE.UU. y el Reino Unido se conforman con gestionar los recursos de los paraísos fiscales a través del FMI, porque sus respectivos poderes económicos exigen al poder político mantener sus privilegios fiscales. Los países emergentes, Brasil, Rusia, India y China (BRIC) forman bloque para conseguir mayor peso en el nuevo modelo económico. No olvidemos que tres de ellos tienen tecnología atómica para dar y vender, y además, controlan en parte el negocio de los paraísos fiscales. También es evidente su mayor influencia sobre Irán y Corea del Norte. De cualquier manera, la salida de la crisis llegará cuando toda la financiación mundial se canalice a través del FMI y su duración dependerá del éxito de Occidente en aplicar las medidas de coacción hacia los paraísos fiscales. Además, una vez sometidos los paraísos, la recuperación no será inmediata puesto que el relanzamiento de la economía tendrá que ser lento. Con la cantidad de dinero que se ha inyectado al mercado, se corre el peligro de una hiperinflación si se acelerar en exceso el calentamiento de la economía. Claro está, que si la recuperación es demasiado lenta podría producirse disturbios sociales. En saber imprimir la velocidad adecuada estará también la clave del éxito. Mientras tanto en España, unos añoran la época del ladrillo y exigen reformas laborales, y otros, suplican financiación y trabajo. Ambos están en el limbo.
No quiero transmitir ningún pesimismo, pero tengo que expresar mi opinión hasta el final. La crisis económica es el primer paso de la guerra de supervivencia de Occidente. En caso de fracaso, en cuanto a terminar con el mercado negro de capitales, el siguiente sería el bloqueo comercial de los paraísos fiscales reticentes a canalizar su negocio a través del FMI. También vendrían escaramuzas militares a grupos armados y países anti sistema occidental que no acaten las reglas del nuevo sistema económico mundial, todo esto al margen de los frentes militares ya abiertos. Por último, la amenaza nuclear debe desaparecer para Occidente. El frente diplomático intentó sin éxito aislar el suministro de tecnología nuclear. Ahora sólo queda integrar a Corea del Norte e Irán en el sistema mundial, pero claro está, cediendo a sus peticiones que serán proporcionales a su amenaza militar. Tampoco es de descartar la injerencia en los asuntos internos de estos países para desestabilizar y conseguir gobiernos afines. Las dos Guerras Mundiales del S.XX tuvieron lugar para establecer la supremacía de un sistema político-económico sobre otro. En este momento, Occidente está dispuesto a emplear todos sus recursos económicos y militares para mantener su modelo mundial y su hegemonía.

Fdo.: Luis Perant Fernández

http://foros.expansion.com/politica-y-economia/92045-crisis-economica-sospecha.html
http://www.bottup.com/200911075082/Economia/la-crisis-economica-bajo-sospecha.html
http://www.alicanteactualidad.es/op.php?co=64







DAMA DE ELCHE
Busto íbero tallado en piedra caliza
Siglo V y IV a. C.

lunes, 29 de junio de 2009

Saludos

Nunca he escrito para aleccionar o adoctrinar, ni tampoco para agradar a los demás. Sólo pretendo recopilar y ordenar mis ideas. Si además consigo despertar el espíritu crítico del lector, pues me doy por satisfecho.

Para que te publiquen un artículo en prensa, tiene que ajustarse a un máximo de palabras. A veces es imposible condensar los hechos y las ideas porque sería mermar su contenido. Otras veces, no se ajusta a las noticias "del momento", y por muy original que pueda ser tu artículo, pues se queda sin publicar.


Todos estos motivos son los que me han animado a abrir este blog, para colgar mis artículos publicados y los no publicados, pero también para compartir un espacio dónde hablar de política sin tapujos.


En Democracia no hay censura, pero la opinión pública está dirigida: es noticia lo que interesa que sea noticia y para ello se le da mayor cobertura. La noticia que no interesa es efímera o se desprestigia. Existe una verdadera lucha por apoderarse de las mentes de los consumidores y del voto de los ciudadanos, es latente pero real. Ciertos grupos de presión y todas las Administraciones Públicas invierten grandes cantidades de dinero en este negocio siempre rentable. Las Organizaciones receptoras se encargan de difundir los mensajes "políticamente correctos". Hay Organizaciones creadas sólo para estos fines. Lástima que otras se desvían de sus orígenes y principios para asegurarse esos ingresos.



















ANIMAROS A OPINAR, ESTE MUNDO ES DE TODOS.



































                             

                        


                Mis hijos:   LUIS  Y  JUAN










FRANCISCA, mi mujer ;

                                          y MOYO, mi perro.